Fascinación de otros tiempos

ITALIANO ESPAÑOL ENGLISH

Yeguada Herederos Baones González

img022

FOCUS SOBRE LA HISTORIA
La yeguada data la mitad del siglo XIX, fundada en el 1890 por un médico del ejército, Don Fernando Baones Martín, casado con Doña Emilia Bolaños Romero, nativa de Almonaster la Real (Huelva). En la primera mitad del siglo XX los herederos del fundador, Misael y Fernando, son los propietarios de algunos de los caballos que han hecho la historia del PRE, como Bilbaíno II y Lebrero, a los que hicieron cubrir yeguas compradas en las ganaderías Bocado y Miura.
Desde el 1972 la yeguada pasa en mano de los nietos Fernando y Misael hasta el 1996, cuando deciden separarse.

SITUACIÓN
Las instalaciones originales, ya en estado crítico después de la muerte de Misael en el 2012, están situadas en el Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en el norte de la provincia de Huelva.
Para quien ha visitado la capital de Cuba la conexión es directa al termino descriptivo “fascinante decadencia”.
Todo está descuidado, parece que los edificios se mantienen en pie porque no hay viento y si el viento soplara se lo llevaría todo.
Esta yeguada es una pequeña Habana en el medio de los montes. El pintor parece no haber pasado por aquí por décadas, sin embargo la fascinación que emana es indudable.

Entrar, abriendo paso entre la maleza, en la vieja yeguada, descubriendo las placas con los nombres de tantos caballos conocidos y que han hecho la historia del PRE, genera un sentimiento de profundo respeto.
El señor Juan Manuel Maya nos da la bienvenida, parece ser parte del inventario de la yeguada. Fotografiado delante de la chimenea es una reliquia hablante. Es un señor muy simpático que sabe mucho sobre la historia de la familia. Una de aquellas personas que hace tiempo, cuando el mundo todavía giraba en un sentido tradicional y sobre todo lento, se podía definir “una persona de confianza”.

LA HERENCIA BAONES
Creemos que se puede decir, sin ser (demasiado) desmentidos, que esta yeguada, como otras de pares y superior prestigio, ha influenciado fuertemente la Yeguada Militar española. Aquí vivían preciosos sementales y de excepcionales movimientos. Probablemente el más estructurado de todos fue Bilbaíno II, semental que por décadas transmitió une genética excelente. Hoy en día el encargado, Sr. Miguel Ángel López, se ocupa de gestionar lo que queda de la gran yeguada de un tiempo.