Una historia actual

Italiano Español English

En 30 años desde una pequeña cuadra de cabras a una de las ganaderías más reconocidas de España.

En la ganadería las yeguas con sus potr@s viven afuera todo el año aunque el invierno sea rígido

Francisco Santiago Ruíz  es un señor de 79 años que parece tenga 65. Los caballos y “el mucho trabajo que la ganadería pide todos los días” le mantienen en forma. Tres personas le ayudan, uno de esas personas es Pablo Jiménez Cruz, el jinete, y naturalmente su hija Marivi Santiago Trigueros que comparte la pasión del padre 100%.

El resultado
En un cuarto de siglo esta yeguada ha alcanzado los resultados y la estima de las yeguadas históricas, gracias al 100% de pasión puesta en la ganadería por parte del propietario y al mucho trabajo hecho cada día de manera coherente.

Un proyecto edil interesante. Detalles de los edificios diseñados y realizados por Francisco Santiago Ruíz en los últimos 30 años

Un progetto edile interessante
El edificio era una modesta cuadra de cabras en el medio de una plantación de olivos. Hoy es un complejo articulado de espacios funcionales, edificados con gusto andaluz por el dueño, improvisado arquitecto de sí mismo. Las partes interiores devuelven al visitado un sentimiento vividor y de armonía. Los materiales, el equipamiento, los amplios y majestuoso portales de madera son todos recuperados desde edificios antecedentes y puestos en obra por artesanos locales. La ganadería está ubicada entre Málaga y Sevilla, a los pies de la sierra “La Camorra” en Mollina.

Las personas de la Yeguada Francisco Santiago Ruíz: el señor Santiago Ruíz con su mujer Carmen Trigueros González, su hija Marivi Santiago Trigueros y un colaborador.

Una línea coherente
El señor Francisco empezó su experiencia de criador en el 1987 con algunos caballos tordos que muy pronto cambió con ejemplares procedentes de la yeguada José Luis De La Escalera. Compró 5 yeguas y el semental Estudiante XII. El cambio de estrategia fue pensado para buscar la máxima funcionalidad de la raza que, en el tiempo, ha llevado a la ganadería Santiago Ruíz a ganar mucho entre más de 20 medallas de oro, varios premios como mejor ganadería y decenas de otros reconocimientos. Hoy la yeguada cuenta con aproximadamente 100 ejemplares, todos nacidos allí, entre ellos el semental Joyero XXIV, Candelo XI y Malagueño LXXXIII.

Los excepcionales caballos de la Yeguada Francisco Santiago Ruíz, algunos montados por el jinete Pablo Jímenez Cruz

Yeguas
Impresionante la similitud de las yeguas; todas de la misma medida y de capa castaña o negra. como indicador de la coherencia morfologica de la ganadería. Urbana XXIX, nacida el 15 abril de 2005 es la favorita del propietario. Las yeguas viven en libertad casi todo el año con sus potr@s. Este año la naturaleza ha llevado a la yeguada 12 machos y 5 hembras. Un año excelente. En el rigido invierno, las yeguas y potr@s duermen en una cuadra común.

El futuro
Una de las decisiones clave de la yeguada es la de seguir en la misma dirección, proponiendo en el mercado caballos muy  funcionales de talla medio-alta con un excelente carácter y aptitud en doma clásica. Muchos de ellos compiten y ganan en Europa y centro America. El valor de esta yeguada se mide en su capacidad de proponer caballos de una línea coherente, en la que el hijo hereda las calidades del padre y mantiene una constancia en el tiempo. Hoy el mercado no es muy boyante como en el pasado. Las yeguas se venden con dificultad, y España es débil. Estos hechos impuestos sobre los criadores han empujado muchos, entre ellos, Francisco Santiago Ruíz, a seleccionar la raza de forma mejor proponiendo al mercado menos animales pero de mayor calidad. Los resultados se ven a primer ojo en la actualidad de la ganadería de Francisco en la que viven caballos excelentes y donde se desarrolla la vida afectiva de la familia que incluye la señora Santiago Ruíz, excelente cocinera, simpática y inteligente dueña de la casa y columna maestra de las decisiones del marido.