Yeguada El Sol: entre olivares y buganvillas

ITALIANO ESPAÑOL ENGLISH

Salimos a primera hora de la mañana desde Vejer de la Frontera con destino La Rambla, en la provincia de Córdoba. Después de dos horas y media de paisajes despertándose, caminos de tierra y olivares, llegamos a la Yeguada El Sol, donde nos da la bienvenida una enorme buganvilla en flor. El dueño de la casa es Carlos Montijano-Carbonell Martínez, que desciende de la familia Carbonell: la del aceite.
La hacienda, que el abuelo había heredado de su padre, utilizaba los caballos, en principio anglo árabes y luego, desde los años 70, también PRE, para el trabajo en el campo, principalmente para la siembra y la recolección de las aceitunas. En el 2004 Carlos es nombrado director ejecutivo de la ganadería y, después de seis años, es su propietario. Carlos trabaja en el banco, la ganadería es para él una pasión y un hobby.

Hoy en día Carlos cría y vende caballos desde los 3 años con una doma base. Los principales clientes son jinetes, sobre todo del centro Europa, que necesitan caballos bonitos y que se muevan bien. Según Carlos el verdadero valor está en las yeguas, que descenden del linaje del 1859. Éstas son inseminadas naturalmente en el campo. Una vez al año las dirige a una zona vallada para que se encuentren con Distinguido (un semental que proviene de la casa de Florencio Moreno).
La monta tiene lugar preferiblemente en primavera: de esta forma se tienen potros de la misma edad y así se evita el stress causado por la separación de la madre después del destete. Además ésto permite que no haya potros más grandes y un poco matones que puedan morder o fastidiar a los más pequeños, nos explica: Ya es bastante traumático que te separen de tu madre, si luego viene uno cualquiera y te apalea, no es que sea lo mejor….!. Sus yeguas de pura raza española, juntas con sus pequeños, se quedan en libertad desde abril hasta septiembre en las 150 hectáreas de campiña, campos de olivos y pastos de propiedad de la familia de Carlos.
Gracias a unas cisternas y a unos generadores de corriente conectados a antiguos frigoríficos para helados, logran mantener el agua siempre fresca y por eso se quedan libres durante tantos meses. Su Wachuma Sol, ejemplar estupendo PRE de 2 años de capa castaña, ha participado al XII Concurso Morfológico de la Ciudad de Córdoba, del 14 al 17 de septiembre 2017.
En la Yeguada El Sol trabaja solo una persona, Antonio, que ayuda a Carlos con enorme pasión y con gran orgullo. Antonio empezó a trabajar en la hacienda en el 2000, con el abuelo del actual propietario.

El momento más intenso ha sido en la oficina de Carlos, cuando Antonio, con los ojos brillosos, nos ha enseñado todos los archivos de la familia, con los antiguos documentos de inscripción de los caballos y el premio, concedido a Carlos Montijano-Carbonell, como Ganadero del Año.
Aquí el día pasa rápidamente, entre unos paseos por los cercos y un poco de trabajo a la cuerda en el picadero, pero según Carlos los caballos necesitan tiempo, tienen que desarrollarse con paciencia y lentamente, sin pretender y sin ir de prisa, “cada cosa a su tiempo” nos dice “sería como enseñar el algoritmo de Euclides a un niño antes de haberle enseñado primero a sumar, restar, multiplicar o dividir!”