Entre viñas y caballos

ITALIANO ESPAÑOL ENGLISH

Esta ganadería de caballos P.R.E. fue fundada hace unos 25 años gracias a la gran pasión por los caballos de D. José Estévez de los Reyes, padre de uno de los actuales propietarios, D. Juan Carlos Estévez Puerto. “Los caballos fueron la única actividad deportiva que interesó a mi padre”, explica Juan Carlos, “le gustó el enganche y hace 25 años decidió comprar yeguas, potras y un semental para comenzar a criar P.R.E.” La ganadería empezó con los caballos de Martínez Boloix y del Hierro del Bocado, pero hoy, después de 25 años, la Yeguada Real Tesoro tiene su propia genealogía: hermosos caballos, con una cara muy distintiva y sobre todo con su característica capa negra. En la Yeguada Real Tesoro trabajan 3 empleados, el mayoral Luís Chacón Sevillano con dos mozos de cuadra Javier y José Luís; también les ayuda Antonio responsable de las yeguas libres en los pastos situados en los viñedos propiedad del Grupo Bodeguero José Estévez, S.A. ubicados a 15 minutos de Jerez de la Frontera. Antonio las cuida con esmero conociendo cada ejemplar a la perfección.

Esta ganadería forma parte del Grupo Estévez, S.A., famoso por sus vinos de Jerez, por esta razón cada caballo tiene el nombre de sus vinos más emblemáticos, el más famoso es Tío Diego, el semental principal de la casa, un hermoso P.R.E. de 14 años. Actualmente, la Yeguada Real Tesoro tiene aproximadamente 42 ejemplares, entre yeguas, sementales, potros y potras. Cria entre 5 y 8 potros al año. En el 90% de los casos, la cubrición se realiza con monta natural, el restante 10% con inseminación artificial. Juan Carlos explica “cubrimos nuestras yeguas con nuestros sementales, y si encuentro un caballo que me gusta mucho, no tengo problemas para cruzarlo, ¡pero me tiene que gustar mucho!” El mercado todavía se encuentra en una situación difícil, por esta razón la ganadería en los últimos años ha limitado el número de caballos producidos, cuidando muchísimo la calidad de los ejemplares, con una esmerada selección que tras 25 años ha dado grandes resultados, “estamos satisfechos con nuestros caballos, hemos realizado una muy buena selección en estos 25 años de actividad”, afirma Juan Carlos, “desafortunadamente el mercado todavía está parado, y la gente quiere comprar caballos a precios ridículos, casi regalados, y para venderlos, tal vez a quien luego no los cuidará, preferimos no venderlos y conservarlos. Buscamos mantener el prestigio de esta raza y de nuestra ganadería”.

En esta yeguada los caballos se venden, idealmente entre los 2 y 3 años de edad con una doma base que incluye la de establo y una doma funcional básica con los tres aires: paso, trote y galope. “Preferimos montarlos todos, con el fin de ver y entender su actitud, para nosotros la funcionalidad es clave y determinante”, explica Juan Carlos. Los caballos de la Yeguada Real Tesoro son caballos destinados al trabajo y al deporte, por lo que su carácter es fundamental, “no estamos interesados en tener hermosos caballos, que luego lo desmerezcan con su mal comportamiento, el carácter del P.R.E., viene antes que nada”, dice Juan Carlos, y agrega “la morfología parece haberse convertido en una obsesión, así que dejamos de participar en concursos morfológicos, dedicándonos al enganche, y poco a poco a la doma clásica. No somos criadores para ganar medallas, hacemos este trabajo porque amamos a los caballos y nos gusta montarlos y divertirnos con ellos”. Juan Carlos tiene una idea clara de lo que está buscando en la selección de sus caballos: comportamiento, nobleza e inteligencia, dice “debe tener su personalidad, su temperamento, pero siempre debe ser dócil, dispuesto a trabajar; también buscamos un caballo con una cara que siga nuestra linea morfológica, un caballo con más talla y una hermosa grupa, ¡pero antes que nada un buen temperamento!”.